El origen del pienso: características de un pienso comercial

A pesar de la amplia variedad de marcas y opciones de pienso que tenemos para alimentar a nuestros perros y gatos, el pienso sigue sin ser la mejor opción para alimentar a nuestras mascotas.

¿Cuando se creó el primer pienso? ¿Por qué?

El primer pienso se creó en 1860 debido a una sobreproducción de cereal en la industria alimentaria. Con el fín de dar salida a toda el exceso de cereal, se crearon piensos para alimentar a los animales de compañia. Estos piensos  tuvieron una gran aceptación en el mercado de animales de compañía (en especial en el mercado de perros y gatos).

El pienso, por tanto, no se creó con la finalidad de dar a nuestras mascotas una alimentación equilibrada, sino más bien para dar salida a una sobreproducción de cereal en un momento concreto de la historia (cabe añadir que los cereales no son beneficiosos para los perros).

¿Qué comían nuestras mascotas antes de que existiera el pienso?

Los perros existen desde hace más de 30.000 años, y el pienso, sin embargo, existe desde hace sólo 160… Entonces, ¿qué comían antes de que existiera el pienso? Carne, sobras de la comida, lo que cazaban…No parece posible que el sistema digestivo de un especimen tan antiguo pueda llegar a cambiar en 159 años como para percibir un pienso comercial como “alimento natural” para ellos.

¿Qué ingredientes podemos encontrar en un pienso comercial?

Vamos a echar un vistazo rápido a algunos de los ingredientes que podemos encontrar en un pienso comercial. Analizaremos en detalle cada uno de ellos en otro apartado.

  • Colorantes: Los colorantes se utilizan para dar distintos colores a las bolitas de pienso haciéndonos creer que cada color tiene un valor nutricional específico (verde es verdura, roja es carne…), sin embargo ninguna tiene valor nutricional alguno.
  • Harinas de cereales: Es muy poco apropiado dar cereales a nuestros perros, pero, si no hay más remedio por lo menos que la cantidad de cereales sea inferior a la de carne (en la mayoría de piensos comerciales, la carne brilla por su ausencia).
  • Vitaminas: Se añaden al final del proceso de foma artificial porque el proceso de conversion de materia prima en pienso acaba con los pocos nutrientes que estos ingredientes pueden aportar a nuestro perro.
  • Propilenglicol: Funciona como pegamento y se usa para dar forma a las bolitas (también se utiliza como anticongelante…).
  • Pollo: Hay muchos tipos de “pollo” presentes en el pienso de nuestras mascotas. Ordenadas de menor a mayor calidad:
    • Subproductos de pollo: Restos del matadero (heces, plumas, sangre, huevos podridos…)
    • Ave: Normalmente pensaríamos que es pollo, pero en este caso podría ser cualquier ave (periguito, gorrión, paloma…).
    • Harina de pollo: Si es en polvo, no podemos saber si es 100% carne de pollo
    • Carne fresca de pollo: La carne fresca lleva un alto contenido de agua y el proceso de creación del pienso elimina todo el agua, de modo que si nos encontramos ante un 50% de carne fresca de pollo, probablemente solo tengamos un 25% real de pollo.
    • Carne deshidratada de pollo: Esta es la menos mala, es carne de pollo a la cual le han quitado antes el agua. Pero aun así

 

La dieta BARF surge de la búsqueda de una alimentación más adecuada para nuestras mascotas y se basa en la alimentación que han tenido los perros y gatos a lo largo de su historia. El termino BARF quiere decir “Biologically Appropriate Raw Food”, o también, “Bones and Raw Food” (Comida Cruda Biologicamente Apropiada, o también, Huesos y Comida Cruda).

 

Seguir leyendo: